Albolote Información
Facebook Twitter Youtube Google Instagram
 
 

61 años del terremoto de Albolote

Estado de las viviendas de Albolote tras el terremoto de 1956.
Estado de las viviendas de Albolote tras el terremoto de 1956.

El 19 de abril de 1956 se registró en la comarca uno de los seísmos más devastadores del siglo XX

19 de abril de 2017

El terremoto que sacudió a Albolote y a los pueblos del cinturón granadino el 19 de abril de 1956 fue uno de los más trágicos del siglo XX en España. Muchos de los vecinos aún recordarán los daños y situaciones acaecidas en aquel suceso que cambió la historia del municipio.

El seísmo comenzó a las 18h. 38m. 53s. (TMG) según los distintos investigadores (el Padre Antonio Due Rojo, Juan Sancho de San Román, Juan Bonelli Rubio, Luis Esteban Carrasco y más recientemente por Francisco Vidal Sánchez). Algunos muestran discrepancias sobre la hora del sismo pero son mínimas las diferencias. Es cierto que si se lee el periódico IDEAL del 20 de abril de ese año, éste indica que la hora del temblor fue “a las siete y treinta y nueve minutos de la tarde”, lo cual se trata sin duda de una errata. La magnitud que se calculó fue de 5 en la escala de Ritcher e intensidad de VIII en Albolote y Atarfe, el epicentro se situó en un punto en las localidades de Atarfe y Albolote, con coordenadas: 37.26 N, 3.73 W, con una profundidad de 6 Km. (con un error de más/menos 3 Km.), lo que hizo que el terremoto se encuadrara dentro de la categoría de terremotos superficiales, un hecho, sin lugar a dudas, que favoreció la alta intensidad y los daños tan importantes sufridos.

El terremoto de Albolote tuvo una duración de cuatro segundos. Fue producido por la falla de Sierra Elvira, la cual se cree que es continuación de la de Nigüelas-Padul, ésta tiene una dirección de unos 340º N, y en ese caso se cree que el salto de la falla fue en dirección  horizontal. La gran sismicidad de la zona se debe a que es un terreno de contacto entre los dominios geológicos Subéticos y Penibéticos.

Consecuencias

La prensa daba por destruidas las localidades de Albolote y Atarfe, y muy afectadas Santa Fe y algunos barrios de Granada capital.

Las pérdidas humanas sumaron en total siete muertos directos y cinco debidos a un deslizamiento de tierra junto al Beiro en Granada, por el derrumbamiento de una cueva, situada junto al camino de la Casería de Montijo. En Albolote fallecieron tres personas, entre ellas un niño de corta edad. Además, las cifras hablaban de más de 40 heridos, varios centenares de viviendas destruidas, otras muchas inhabitables, graves averías y daños materiales por importe de 20 millones de pesetas de la época. La prensa daba cuenta de lo acaecido esa tarde en Albolote y apuntaba como la gente pernoctó al aire libre. Los periódicos del día siguiente comentan que el alcalde de Albolote daba por dañadas 85% de las viviendas y el 40% del total en ruinas o peligro de derrumbe. El día 21 de abril se decía que unas 250 casas no podrían ser habitadas.

Imagen de la Filmoteca Española en la que se se aprecian las tiendas de campaña.

Más de 50 viviendas quedaron en ruinas en Albolote

El Padre Antonio Due Rojo, director del Observatorio de Cartuja en aquellos años, evaluó los daños según dos categorías: casas europeas y no europeas, distingue los edificios bien y mal construidos, coherencia o trabazón de las partes entre sí (vigas, tabiques, cielos rasos), materiales empleados, unión de las piedras de mampostería, ladrillos cogidos con mortero, etc. Las casas no europeas eran más vulnerables a la sacudida debido a que eran construcciones de peor calidad. Los daños se estimaron en 16 millones de pesetas de las de entonces, además a esto había que sumarle la reconstrucción de las nuevas viviendas, con lo que la cifra se disparaba aún más.

Pastor achaca los destrozos a la mala calidad de las construcciones y a la escasa coherencia de los materiales. Tras analizar los emplazamientos afectados es de la opinión de que se había exagerado en las estadísticas oficiales cuando se decía que el 30% de las viviendas habían quedado prácticamente destruidas, el 60% con daños considerables respecto a Albolote, el 5% destruidas y el 40% con daños importantes en el caso de Atarfe. Este autor dijo que él no realizó el recuento pero pensaba que se había exagerado un poco en las encuestas y documentos. También habla de los desprendimientos que tuvieron lugar en el Tajo Colorao en las inmediaciones de Sierra Elvira y los achaca a la existencia de un mal saneamiento de la cantera y a la inestabilidad de los bloques.

El desastre dejó huella

La población de Albolote en aquel año era de aproximadamente 5.000 habitantes y tenía edificadas unas 850 ó 900 casas. Los objetos cayeron al suelo a distancias de un metro de su posición inicial. Los edificios mejor preparados presentaban grietas en algunos casos considerables. Los de inferior calidad quedaron inservibles y otros hundidos. Las casas quedaron 350 con grietas reparables, 300 con daños considerables e inhabitables, 50 ruinosas y 7 destruidas. La fachada del Ayuntamiento sufrió la pérdida de un remate en el escudo del pueblo. La Iglesia perdió parte del alero y la torre presentaba grietas notables. Muchas viviendas perdieron los tejados.

Una de las calles de la localidad tras el seísmo.

En los estudios de la época se cita también la visita a la localidad del Ministro de Regiones Devastadas.  La situación se agravó mucho más debido a que los días posteriores al terremoto fueron lluviosos, lo cual hizo, si cabe, más difícil la convivencia para el gran número de personas que tuvieron que pasar la noche a la intemperie o en las tiendas de campaña. 

Asimismo la prensa recoge, entre sus noticias, réplicas que se dieron en las horas y días posteriores a este terremoto. Las  más importantes se registraron entre los días 19 de abril y 8 de mayo.  Según el Padre Due, que fue quién las estudió, indica que se contabilizaron unas 116 réplicas importantes en este periodo. Comenzando las réplicas ese mismo día 19 con una de grado V a las 20 h. 0 m. y 28 s. además de esta ese día se dieron otras dos de ese mismo grado.

El estudio de estas réplicas fue difícil debido a la proximidad del Observatorio de Cartuja pues la rotación de los cilindros de registro era de 1 cm/minuto. Algunas de las réplicas alcanzaron el grado IV y pudieron ser sentidas por los habitantes tanto de Granada como de Albolote y pueblos colindantes lo que produjo la alarma entre la ciudadanía. Las réplicas se fueron sucediendo hasta el mes de junio, en distintos enjambres de terremotos.

Para la localización del epicentro se utilizaron los datos del registro de los siguientes Observatorios: Cartuja, Málaga, Almería, Toledo, Alicante, Lisboa y Tortosa.  Dando como resultado las coordenadas antes comentadas.

Del estudio se infiere que el terremoto fue de intensidad moderada, y que produjo más daños de los que cabría esperar para un terremoto de esas características. Esto fue debido, como ya se ha comentado antes, a la mala calidad de las construcciones, a los  efectos de amplificación debido a las características geológicas del suelo y a  la escasa coherencia de los materiales.

 

 

Denuncian actos vandálicos en Albolut

Puerta destrozada en el edificio de la  Casa del Pueblo del Parque Albolut
Puerta destrozada en el edificio de la Casa del Pueblo del Parque Albolut

Los desperfectos afectan a las puertas y mobiliario de los pequeños edificios de este emblemático parque infantil

7 de marzo de 2017

El Parque Infantil de Tráfico Albolut ha amanecido esta mañana con numerosos desperfectos en puertas y mobiliario de los pequeños edificios que lo componen. Todo apunta a que el recinto ha sido objetivo de actos vandálicos durante la pasada madrugada, unos hechos que desde la concejalía de Cultura y Juventud, que tutela el recinto, ya han sido puestos en conocimiento de la Guardia Civil con la correspondiente denuncia. “Pedimos la colaboración ciudadana por si alguna persona ha visto algo que nos pueda dar pistas sobre quiénes han podido ser los autores”, ha expresado la concejala de Juventud, Lidia Milena, muy indignada con lo ocurrido. Los autores han aprovechado las horas nocturnas para saltar la valla del recinto y destrozar a patadas las puertas y ventanas de varios edificios. “Estábamos haciendo una serie de mejoras y reformas en el parque, pero esto nos los trastoca todo”, ha lamentado la edil, quien no descarta instalar cámaras de seguridad en el recinto para atajar este tipo de situaciones que no es la primera vez que ocurren. “Hace unos días hicieron una pintada en una de las paredes de la Casa de la Cultura justo cuando acabábamos de pintar toda la fachada”, se lamentó Milena.

La concejala ha ensalzado el valor del Parque Albolut como patrimonio de la gente de Albolote, “por lo que estos actos vandálicos son también un atentado contra el pueblo”, dijo.

El Parque Infantil de Tráfico Albolut recrea a pequeña escala los edificios más emblemáticos del municipio, algunos de los cuales incluso ya no existen, como la Casa del Pueblo, la Casa del Médico o el antiguo Mercado de Abastos, por lo que atesora una especial simbología para el municipio. Todos esos edificios fueron levantados por vecinos del pueblo, padres y madres de alumnos de hace varias décadas, como complemento al proyecto educativo del Parque Infantil de Tráfico Albolut, que semanalmente recibe más de un centenar de visitas de escolares de Albolote y otros muchos municipios de la provincia por su contenido en educación vial.

 

Hoy se celebra en Albolote una misa en memoria de Marino García Ibáñez

Foto de Marino García Ibáñez, facilitada por su familia.
Foto de Marino García Ibáñez, facilitada por su familia.

El joven de 21 años, natural de Albolote, falleció en accidente de tráfico el 1 de enero al salirse su coche de la carretera y chocar contra un árbol en Agrón

10 de enero de 2017

Este martes 10 de enero a las siete de tarde (19 horas) se oficiará en la Iglesia Parroquial de la Encarnación de Albolote una misa en memoria y recuerdo del joven Marino García Ibáñez, de tan solo 21 años, que falleció en accidente de tráfico la madrugada del pasado 1 de enero al salirse de la vía el vehículo que conducía en la carretera Agrón-Fornes y chocar contra un árbol.

El suceso conmocionó a la pequeña localidad de Agrón, donde Marino, natural de Albolote, residía con su abuela desde hace varios años y también a la localidad de Albolote donde su familia es muy conocida y donde el joven pasó su infancia y juventud. Cursó sus estudios primarios en el colegio Abadía.

Su madre, Mari Carmen Ibáñez Cervera, ha expresado en declaraciones a Albolote Información, “que era un niño muy bueno y muy querido por mucha gente”. La familia, aún rota por el dolor de una pérdida tan inesperada, ha agradecido las numerosas muestras de condolencia y cariño que ha recibido en estos últimos días tras conocerse la triste noticia, y a tal efecto este martes 10 de enero a las siete de la tarde se oficiará una misa en Albolote, que se prevé sea multitudinaria.

Según ha explicado la madre, el joven trabajaba en la campaña de recogida de la aceituna y el día 31 de diciembre después del trabajo había decidió quedarse en casa a pasar la Nochevieja, aunque de madrugada varios amigos le animaron a salir a celebrar el Año Nuevo. Fue en el trayecto de ida, cuando el vehículo que conducía se salió de la vía e impactó contra un árbol en la carretera A-338 que une Fornes con Agrón. El suceso ocurrió sobre la tres y media de la madrugada del 1 de enero de 2017, según informó el servicio de emergencias 112.

Desde Albolote Información expresamos nuestras condolencias a la familia. 

 

Susto y falsa alarma por una maleta olvidada

Efectivos de Policía Local y Guardia Civil vigilan el perímetro de seguridad sobre el Bar Ernesto.
Efectivos de Policía Local y Guardia Civil vigilan el perímetro de seguridad sobre el Bar Ernesto.

Durante más de dos horas se ha acordonado la Avenida Jacobo Camarero de Albolote y ha sido necesaria la intervención de los TEDAX

9 de agosto de 2016

Falsa alarma y susto importante este martes 9 de agosto en Albolote tras detectarse una ‘maleta sospechosa’ olvidada en la terraza del Bar Ernesto de la Avenida Jacobo Camarero por dos jóvenes de origen árabe que acudieron a desayunar al establecimiento, según el testimonio del propietario del bar, Ernesto Moya. “Eran dos chicos jóvenes de origen árabe muy correctos”. “Han pagado, se han ido y diez minutos después nos hemos dado cuenta de que se habían dejado una maleta”. “Viendo que pasaba el tiempo y no volvían a por ella hemos llamado a la Policía Local”, ha relatado el propietario.

A raíz de esa llamada, pasadas las 10:30 horas, efectivos de la Policía Local procedieron a activar el protocolo de seguridad para este tipo de avisos. Han desalojado el bar, el bloque de pisos donde su ubica y acordonado la zona hasta la llegada de los efectivos de la Guardia Civil.

Ha sido necesaria incluso la intervención de los TEDAX de la Guardia Civil para acceder al contenido de la maleta y de un perro especialista en detección de explosivos de este cuerpo para verificar que no contenía artefacto alguno.

Después se ha sabido por fuentes policiales que la maleta pertenecía a dos clientes del cercano Hotel Príncipe Felipe, que la habían olvidado en el bar y que, tras comprobar el revuelo que se ha montado, no se han atrevido a reclamarla. Según parece, ha sido el personal del propio hotel quien ha informado de ello a las fuerzas de seguridad.

Tras más de dos horas de incertidumbre, todo ha quedado, afortunadamente, en un susto importante  y la normalidad en la zona se restableció pasadas las doce y media del mediodía.

Durante más de dos horas ha permanecido cortado el tráfico rodado y de personas en esta céntrica vía de Albolote, junto a la parada del futuro tranvía metropolitano, por motivos de seguridad.  

 

Fallece a los 67 años Miguel Peinado, párroco de El Chaparral

Miguel Peinado, párroco de El Chaparral. / Arzobispado.
Miguel Peinado, párroco de El Chaparral. / Arzobispado.

El funeral tendrá lugar este viernes, a las 13.00 horas, en la Catedral de Granada

21 de julio de 2016

El sacerdote diocesano Miguel Peinado Muñoz, párroco de la iglesia de San Isidro en El Chaparral y persona muy vinculada al Arzobispado de Granada,  ha fallecido este jueves 21 de julio, a la edad de 67 años. El funeral tendrá lugar mañana viernes, a las 13 horas, en la Iglesia Catedral de Granada, presidido por el Arzobispo Javier Martínez. Su cuerpo está siendo velado en su parroquia de San Isidro Labrador, en El Chaparral.

Miguel Peinado Muñoz nació en Granada el 1 de junio de 1949 y recibió la Ordenación Sacerdotal el 19 de marzo, fiesta de San José, del año 1973. Actualmente, se ocupaba de la parroquia San Isidro de El Chaparral y fue Administrador Diocesano en 2002, cuando Antonio Cañizares fue nombrado Arzobispo de Toledo, hasta el 1 de junio de 2003, fecha en que  Monseñor Javier Martínez tomó posesión de la sede granadina.

Miguel Peinado Muñoz estudió Ciencias Bíblicas en Roma y se doctoró en Teología por la Facultad de Teología de Granada. Fue Vicario General entre 2002 y 2006; Rector del Seminario Mayor en 2005; y fue el primer Director del Instituto de Teología "Lumen Gentium", en 2008, fundado por Monseñor Javier Martínez para la formación teológica en la Archidiócesis. También fue profesor en dicho Instituto de Teología de la Archidiócesis.

Entre sus responsabilidades al servicio de la Iglesia, Miguel Peinado Muñoz fue Delegado de Apostolado Seglar, Delegado Diocesano de Formación Permanente y Delegado Episcopal para la Pastoral Juvenil, así como canónico de la S.A.I Catedral durante el tiempo que fue Vicario General. Fue miembro del Consejo Diocesano para Asuntos Económicos y del Consejo de Consultores.

En 1990, Miguel Peinado Muñoz fue rector del templo monasterio de la Cartuja, y desde su ordenación como presbítero desarrolló su tarea pastoral en diversas parroquias como en San Pío XII, donde fue párroco durante casi 13 años, entre otras, y en San Andrés, donde fue administrador parroquial. Asimismo, fue profesor en la Escuela Diocesana San Gregorio de Elvira".

Miguel Peinado ha dejado un buen recuerdo en El Chaparral, lugar al que dedicó mucho tiempo, trabajo y toda su vocación sacerdotal. Durante todos estos años, el párroco de El Chaparral estrechó una gran amistad con sus vecinos, especialmente con los jóvenes, con los que organizaba habitualmente muchas actividades. Hoy sus feligreses de ‘pueblo nuevo’ lamentan su pérdida.

 
8 resultados encontrados.    Más resultados: 1 | 2 | >>
 
©Albolote Información | Teléfono 958 466 501 | Email: info@alboloteinformacion.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR