"Este bicho va a estar un tiempo con nosotros y nos va a impedir volver a la estabilidad que teníamos antes"

Entrevistamos a Toni Muñoz Gómez joven hotelero alboloteño

Javier Milena  |  19 de abril de 2020
Selfie del joven empresario Toni Muñoz Gómez en una de las estancias del Hotel La Curva
Selfie del joven empresario Toni Muñoz Gómez en una de las estancias del Hotel La Curva

Toni Muñoz Gómez es un joven empresario alboloteño de 34 años. Desde 2013 regenta el Hotel La Curva, un negocio familiar de 26 habitaciones ubicado en el céntrico Paseo de Colón de Albolote fundado por su abuelo paterno Antonio Muñoz, y que tras siete duros años de trabajo había logrado rescatar y posicionar en el mercado. De la noche a la mañana la crisis del Covid-19 ha truncado la aventura empresarial de este joven, que se ha visto abocado a despedir a todo su personal y ve con incertidumbre el futuro del sector, uno de los más duramente golpeados por la crisis y al que previsiblemente más le costará volver a la normalidad. En su caso será como empezar de cero y volver a aquellos duros inicios en los que su hermana Yazmira y él, ambos formados en Gestión y Administración de Empresas, hacían todos los turnos hasta que lograron reflotar el negocio. Confía en que la experiencia adquirida en estos años y la fidelidad de su clientela, con una nota media de ocho en Booking, también le ayuden a salir de esta situación. Estas son sus impresiones.

-¿Cómo iba la temporada hasta la llegada del parón?

-La temporada iba muy bien, acabábamos de empezarla y tuvimos un febrero estupendo, y no paraban de hacerse reservas para Semana Santa y el resto del año, ya que mi temporada alta es desde mitad de enero hasta julio, que es cuando mis clientes principales, que son trabajadores, comerciales y gente de empresa, empiezan con las vacaciones de verano y dejan de venir, hasta luego octubre que empiezan a venir otra vez y nos da un empujón para poder tirar hasta final de año.

-¿Desde cuándo estás cerrado y cuántas reservas tenías para este tiempo?

-Estamos cerrados desde el 16 de marzo y teníamos muchas reservas próximas, de hecho el gran montante de mi facturación lo hago entre los meses de febrero y mayo, que no solo me vienen mis clientes principales, sino que también completo todos los fines de semana con la gente que viene de turismo a Granada. Por eso para mí ha sido la peor época en la que podía venir esto, porque es en estos meses cuando los beneficios que obtengo los empleo en los meses de verano que es cuando tengo pérdidas, así que en mi opinión este año está perdido, y me duele decir esto, pero soy realista y sé que este “bicho” va a estar un tiempo con nosotros y nos va a impedir volver a la estabilidad que teníamos antes, aunque tampoco era muy estable, pero al menos podíamos funcionar y lo que es más importante, vivir.

Fachada exterior del Hotel La Curva ubicado en el Paseo de Coln de Albolote
Fachada exterior del Hotel La Curva ubicado en el Paseo de Colón de Albolote

-Llevamos un mes de parón, ¿cómo sobrevive la empresa en la situación actual sin actividad?

-Pues precisamente ahora mismo estoy tirando con lo que obtuve en el mes de febrero, pero que no me va a dar para aguantar mucho más, ya que sigo manteniendo todos los suministros pagando lo mínimo que es la potencia contratada y poniéndome en contacto con mi asesora energética para reducir la potencia en la luz para así pagar lo menos posible ya que si me doy de baja ahora y luego de alta cuando termine esta situación me cobran 1.200 euros de alta, mas luego que no me pongan pegas en el boletín y tenga que hacer uno nuevo. Pues así con todo.

-¿Qué ha pasado con el personal?

-Esto ha sido lo más doloroso de esta situación, tener que decirle a tu personal que los tienes que despedir a todos. No he podido realizar ningún ERTE ya que luego cuando termine esta situación tendría que volver a contratarlos a todos y mantenerlos mínimo seis meses para que no me sancionen y no me hagan devolver todo el importe cobrado por los trabajadores durante el estado de alarma mas el 20% de recargo. Para mí esto es inviable, ya que el futuro es incierto para la gran mayoría de los sectores, pero en especial el turístico, que desde mi punto de vista, va a ser uno de los más perjudicados. Entonces no me puedo comprometer a una cosa que no sé si voy a poder cumplir, ya que si no tengo clientes no tengo ingresos para pagar ni sueldos ni seguros sociales ni nada.

-¿Cuánto personal tenía el hotel?

-Mi personal constaba de seis  personas, entre ellas Cristina, recepcionista, vecina de Albolote, que llevaba conmigo desde los inicios en 2013. Ella ha visto toda la evolución del hotel y ha visto todo el personal que ha pasado por él. Había logrado encontrar a un personal casi perfecto, y los comentarios en Booking lo avalan, estaba rodeado con un estupendo y magnifico equipo, los cuales eran todos fijos. El segundo con más antigüedad era José Antonio mi recepcionista de noche, sin dejar de mencionar a mi otros recepcionistas Noelia y Jesús, y también a  Noelia y Cristina que eran mis dos camareras de piso y también vecinas de Albolote, a las cuales agradezco el aguante de mis exigencias de limpieza y por tenerme el hotel con la limpieza que yo siempre he deseado y mis clientes merecían. A todos ellos les doy gracias, y espero más adelante contratarlos a todos, porque les he prometido que su puesto no se lo iba a quitar nadie y así va a ser.

-¿Te has planteado tirar la toalla?

-Cuando empezó todo esto y tan de repente mi cabeza empezó a darle vueltas a todo y una de las cosas que piensas es en tirarla, pero rápidamente se me quitó de la cabeza y empecé a pensar otras alternativas.  Recodé lo que me decían mis dos abuelos, que en paz descansen, Antonio Gómez y Antonio Muñoz, este último fue el fundador del hotel, y me decían que “los tiempos quitan y ponen” y bien lo sabia él, que empezó vendiendo caramelos con su bicicleta por todos los pueblos de Granada y mi otro abuelo me contaba las de penurias y adversidades que había pasado cuando era niño, que no pudo ir a la escuela y que su primer jornal lo gano con siete años,…. y así infinidad de cosas que ahora recuerdo y me dan fuerzas para seguir adelante,  y por eso no la he tirado.

-¿Cómo te planteas la vuelta a ‘la normalidad´?

-Tengo que adoptar alternativas de emergencia y para mi esta alternativa es hacer yo mismo todos los puestos en hotel, menos el de limpieza. No sé los ingresos que voy a tener, pero lo que sí puedo controlar son los gastos, así que quitando el gasto de personal y seguros sociales dejo de pagar casi el 60%, que es ese 60% de disminución de clientes que preveo que voy a tener. Yo ya hacia mi puesto de recepcionista antes de la pandemia, por lo tanto ahora tendré que hacer dos turnos mas, y trabajar los siete días de la semana los 365 días del año, pero me estoy planteando automatizar el hotel  y poner un control de acceso para que los clientes puedan entrar y salir por la noche sin necesidad de que tenga que estar para abrirles la puerta, y así al menos poder descansar para estar al 100% al día siguiente. Esto es hasta que poco a poco pueda ir contratando a mi personal, ya que así no puedo estar mucho tiempo..

-¿Hay algún tipo de ayudas en vuestro sector?

-Si, la de mis manos, mi trabajo y la ayuda de Dios. Hasta la presente no he recibido nada, pero dicen que va a haber una prestación para los autónomos, pero no sabemos ni cuándo ni cuánto. También hay préstamos ICO con los diferentes intereses en los diferentes bancos, pero préstamos que al final y al cabo tienes que pagar y yo no sé si voy a tener clientes para poder tener ingresos para poder pagar esas cuotas, así que en mi caso poca ayuda tengo, porque yo a parte estoy como autónomo y en mi caso pagando lo máximo por ser administrador de la sociedad que son 364 euros, de los cuales dicen que nos van a devolver la mitad del autónomo desde que estamos en estado de alarma, aunque no me lo han devuelto todavía.

-¿Cómo ves el futuro del sector?

-Lo veo muy incierto, no sé el comportamiento que va a tener el consumidor durante y después de esta situación y creo que  van a cambiar muchas cosas. Yo solo puedo decir que en Hotel La Curva los clientes pueden estar tranquilos de que la limpieza y desinfección la vamos a seguir haciendo como lo hemos hecho siempre, porque estoy tranquilo y seguro que el sistema de limpieza y los productos utilizados son los correctos para eliminar cualquier patógeno que pudiera causar daño a cualquier persona.

Noticias relacionadas
07/10/2022 | Javier Palma

El técnico del Nevadis Albolote se muestra prudente en la antesala del inicio de la competición

07/09/2022 | Javier Palma

La presidenta del FC Cubillas, en su primera entrevista a nuestro medio, afirmó que "estamos en proceso de restructuración y los comienzos no son fáciles"