Albolote Información
Facebook Twitter Youtube Google Instagram
 
 

Las agencias de viajes ante su peor verano

Muchas ya lo dan por perdido. Hablamos con varias agencias de Albolote para conocer cómo viven la situación

Javier Milena | 14 de mayo de 2020
Gustavo Pérez, en una foto de archivo en la oficina de Viajes Albolotur
Gustavo Pérez, en una foto de archivo en la oficina de Viajes Albolotur

El sector del turismo y viajes es otro de los que está viviendo con especial preocupación la evolución de la pandemia del Covid-19. El parón ha sido total y las expectativas no son halagüeñas. Ya son muchas las voces que dan por perdida la temporada de verano en la que se concentra la mayor parte de las ventas anuales de este sector clave de nuestra economía. Aunque ya ha comenzado la desescalada son muchas las incógnitas de un gremio para el que la movilidad es fundamental.  En Albolote hay cuatro agencias de viajes, las cuatro están cerradas desde que se decretó el estado de alarma. En este reportaje hablamos con varios de estos empresarios locales para conocer su situación.

Viajes Albolotur  

Gustavo Pérez es el gerente de Viajes Albolotour, agencia de la calle Párroco Segura asociada a la cadena Carrefour. Bajó la persiana el 14 de marzo y poco después solicitó el cese de actividad. Aún así, sigue teletrabajando desde casa para atender las numerosas cancelaciones de reservas producidas a raíz de la pandemia. “Calculo que se han anulado el 80% de las reservas que teníamos para el verano”. Y es que en este sector, al cese de la actividad se suman los numerosos quebraderos de cabeza de las cancelaciones y devoluciones. “Es una situación compleja porque nosotros somos intermediarios y primero tenemos que reclamar a los turoperadores y a las compañías aéreas para dar una respuesta a nuestros clientes”. Muchas de las devoluciones ya se han tramitado pero aún no se han cobrado y la mayoría de las compañías, principalmente las aerolíneas, están ofreciendo bonos canjeables a un año.

No sabe cuándo volverá a abrir su negocio ni en qué condiciones. “Nosotros no tenemos fases, tenemos que ir día a día viendo cómo evoluciona la situación” y reconoce que a través de las asociación de agencias de viaje a la que pertenece “les recomiendan no abrir porque ahora mismo no hay materia ni medios para vender, porque incluso no se puede mover la gente entre provincias”. En su caso manifiesta que seguirán cerrados hasta que no haya garantías de poder operar con cierta normalidad. “El 100% de las agencias de Carrefour permanecerá cerrada al menos hasta primeros de junio y a partir de esa fecha ya se verá”.  En su caso optará por apurar los plazos antes de levantar la persiana “porque en el momento que se reactive la empresa se generan gastos que no sabemos si podremos cubrir”.

Sostiene que la gente tiene ganas de viajar, pero hay mucha incertidumbre acerca de las nuevas condiciones. Vaticina que de cara al futuro más próximo, “va a ser un verano muy duro porque va a cambiar la forma de viajar y serán estancias más cortas y será un turismo más nacional”. A corto plazo va a ser difícil, el sector no se va a reactivar tan bien como era de esperar, quizá a largo plazo se puede pensar en una cierta normalidad sobre todo si sacan una vacuna para que la gente se sienta más segura, por eso soy de la opinión de que hay que ir día a día”, explica. 

Viajes Ikebana

Cristina Morillas es la gerente de la agencia Viajes Ikebana ubicada en la calle María Ramírez donde lleva desde 2007. Su negocio está cerrado desde el 14 de marzo y sus trabajadores en un ERTE. Teletrabaja desde casa “apoyando a sus clientes” y tramitando las numerosas cancelaciones de verano que se han producido y que en su caso calcula en un 90%.

“Ahora mismo hay mucha incertidumbre, no sabemos nada sobre cuándo volveremos a operar  y tampoco se puede aventurar nada porque no hay garantías de poder trabajar”. “Llegan algunas informaciones que hablan de una cierta normalidad para el mes de agosto, pero también hay otras que dicen lo contrario, así que ahora mismo hay mucha incertidumbre”, resume.

Reconoce que este es un sector complejo en el que es difícil reinventarse ante la nueva situación. “Es algo que no depende de nosotros porque no tenemos las herramientas. No sabemos cuándo se van a operar los vuelos ni si van a poder viajar todas las personas en un mismo vuelo y tampoco si en los autocares se permitirán grupos…”. “El futuro lo veo difícil y complicado, nos vamos a tener que reinventar en todo”, explica.

Considera que el verano se ha perdido y vaticina que al menos hasta finales de junio no podrá reabrir sus puertas “porque no tiene sentido abrir antes si no se puede vender nada y además la situación económica de la gente es mala debido a la crisis”. “Creo que el movimiento comenzará en el mejor de los casos en el mes de julio”. Piensa que la gente buscará sitios con menos aglomeraciones para sus vacaciones. En este sentido las opciones de turismo rural se perfilan como las que mayor demanda puedan tener de cara a este próximo verano, precisamente por ser las mejor se adaptan al distanciamiento social. 

 
Interior de la oficina de Viajes Bambesa que gestionan las hermanas Izquierdo, que sigue cerrada al público.

Viajes Bambesa

María y Elisa Izquierdo son las dos hermanas que gestionan la agencia Viajes Bambesa en la ‘Plaza Seisdeos’ de Albolote. Estaban viviendo su mejor año hasta que llegó la crisis del Covid. “Este año la gente se había adelantado y habíamos vendido mucho de cara al verano”, explica María. Ahora todo se ha quedado parado, aunque también reconoce que muchos de sus clientes no pierden la esperanza de que la situación mejore y puedan viajar este próximo verano. “Hay mucha incertidumbre y todo dependerá de la movilidad que se pueda tener, pero observamos que la gente tiene ganas de salir”. “Hasta junio lo tenemos todo cancelado, pero también tenemos clientes dispuestos a viajar a partir de julio si las condiciones lo permiten”. En su caso reconocen que muchos de sus clientes aún no han cancelado y siguen a la expectativa. Calculan que se le han caído un 20% de las reservas del verano y el resto sigue a la espera. “Nosotros más que cancelaciones estamos perdiendo un montón de ventas porque es en los meses de abril y mayo cuando más reservas se producen”.

En cuanto a la vuelta a una posible normalidad, María Izquierdo reconoce “que es la pregunta del millón” y algo difícil de aventurar. “Lo que sí está claro es que se empezará por vender turismo nacional de estancia a donde la gente pueda ir con sus coches”. “Creo que va a ser de lo poco que podamos hacer este próximo verano y por donde empezará a levantarse el sector, porque a día de hoy pensar en cruceros con 3.000 ó 4.000 personas no lo veo viable”. María también indica que en los viajes de novios se están dando cambios, “y algunos nos han planteado cambiar el Caribe por las islas nacionales”.

También coincide con el resto de compañeros del sector que los reembolsos están siendo una locura para las agencias de viajes. “Ahí cada uno nos cuenta una cosa”. “La mayoría de los hoteles están dando reembolsos y las compañías aéreas están dando bonos que la mayoría de la gente está aceptando porque quieren viajar”.Muchos de estos bonos tienen una duración de un año y algunos también permiten cambios de destino.

 
 
 
©Albolote Información | Teléfono 958 466 501 | Email: info@alboloteinformacion.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR