Una experiencia inolvidable en el Camino de Santiago

Un grupo de Albolote, organizado por la concejalía de Turismo, vive con gran emoción las últimas etapas del Camino Francés

Javier Milena  |  13 de julio de 2022
El grupo de Albolote que ha realizado el Camino de Santiago posa en la Plaza del Obradoiro de la capital.
El grupo de Albolote que ha realizado el Camino de Santiago posa en la Plaza del Obradoiro de la capital.

Hay vivencias en la vida que marcan y, sin duda, hacer el Camino de Santiago es una de ellas. Quizá por ello se recomiende hacerlo al menos una vez en la vida.

El botón de muestra lo encontramos en un grupo de peregrinos de Albolote, que, organizado por la concejalía de Turismo de Albolote, ha vivido en carne propia esta experiencia, recorriendo del 3 al 9 de julio las últimas cinco etapas del Camino Francés, de Sarria a Santiago, suficientes para conseguir la Compostela.

Quien suscribe este reportaje ha tenido la oportunidad de vivir en primera persona junto a este grupo de peregrinos el camino, que a pesar de las dificultades, del cansancio acumulado por los largos kilómetros nunca perdió la sonrisa ni la ilusión por llegar a Santiago. Ha habido sudor, sufrimiento, ampollas, pero también risas, confidencias, lágrimas de emoción y una perfecta armonía y convivencia, que han hecho de este viaje algo único e irrepetible. Doy fe.

La experiencia ha sido magnífica e inenarrable. La magia del camino y las ganas y el sentimiento con el que este grupo de peregrinos ha afrontado el reto han logrado generar un cúmulo de emociones y de sensaciones de esas que dejan huella y generan adhesión al Camino.

“No te esperas nada y te los llevas todo”. Con esta rotunda frase explicaba sus sensaciones al final del camino el joven Mario Ramírez, de tan solo 13 años. Una frase que resume muy acertadamente el sentir del grupo y el cúmulo de emociones que en estos días de convivencia han experimentado estos peregrinos. La satisfacción ha sido total y las ganas de volver también.

“Nuestro objetivo con este viaje ha sido generar un sentimiento de pertenencia al Camino entre las gentes de Albolote puesto que por nuestra localidad pasan el Camino Mozárabe y el Camino Real de San Juan de la Cruz”. “Queremos trabajar en la idea de Albolote como Ciudad Jacobea y considerábamos necesario propiciar que un grupo de nuestros vecinos experimentara en primera persona lo que significa la peregrinación a Santiago”, explica el concejal de Turismo, Juanma Ocaña.

A tenor del resultado y de los testimonios y satisfacción de los propios peregrinos, el objetivo se ha cumplido con creces y los espartos de esta peregrinación han quedado bien puestos. El compromiso es volver a peregrinar el próximo año y si es posible hacerlo recorriendo otros caminos, como por ejemplo, el Portugués o el del Norte. Ganas no faltan.

La expedición y la organización

Esta primera expedición quedó conformada por 52 personas, en su gran mayoría vecinos de Albolote o con alguna vinculación con el municipio, entre ellos varios grupos familiares, configurando un grupo muy heterogéneo, con edades entre los 12 y 63 años, que ha funcionado a las mil maravillas. El amplio registro fotográfico recabado a lo largo de esos seis días de convivencia da testimonio de ello y así lo hemos ido narrando día a día, etapa a etapa, en las redes sociales de la concejalía de Turismo y en directo, a través de Radio Albolote.

Para la organización de la actividad la concejalía de Turismo ha contado con los servicios de la agencia Turismo Aventura Alpujarra, una empresa participada por dos vecinos de Albolote, Manuel Marín y Santiago Díez, auténticos enamorados del Camino de Santiago, que hicieron de guías y de cicerones en esta aventura. Desde el primer momento supieron impregnar en el grupo su amor por el Camino mucho más allá del recorrido de cada etapa. Visitas culturales, veladas con queimada y hasta música en vivo con guitarra en mano, han aderezado los descansos de los peregrinos completando una programación que no ha hecho sino intensificar los lazos y la convivencia del grupo.

Traslado en bus a Galicia desde Albolote y a los puntos de inicio de cada etapa, dos noches en Lugo, dos en Palas de Rei y dos en Santiago de Compostela, todas ellas en establecimientos hoteleros de categoría superior con baño privado y un servicio de media pensión en los finales de cada etapa con degustación de la rica gastronomía local han conformado el paquete de servicios de esta primera aventura jacobea emprendida por la concejalía de Turismo a un precio muy competitivo.

El listón ha quedado muy alto y el compromiso es seguir trabajando para que el año que viene se vuelva a repetir la experiencia. Mejorarla será un reto complicado, aunque ganas y empeño no nos van a faltar. ¡Useia!

Noticias relacionadas
30/11/2022 | Javier Milena

La concejalía de Turismo cerró su programación otoñal con una ruta senderista a los morrones de Sierra Elvira donde las vistas son sublimes

24/11/2022 | Javier Milena

El sábado 19 de noviembre se cubrió la tercera etapa del Camino Real de San Juan de la Cruz con un nuevo éxito de participación

Obra de teatro, ¿…Y si nos dicen que nos vayamos, vamos todos y nos vamos? de José Moreno Arenas
Obra de Teatro "el triciclo" de Fernando Arrabal
Albolote al Da