Albolote Información
Facebook Twitter Youtube Google Instagram
 
 

“Un 60% de las ventas se han perdido”

Aunque el vivero está cerrado, Paco realiza a diario trabajos de mantenimiento para salvar el mayor número posible de plantas
Aunque el vivero está cerrado, Paco realiza a diario trabajos de mantenimiento para salvar el mayor número posible de plantas

Hablamos con Paco López, de Vivero Las Gardenias, un sector que vive su primavera más negra

8 de abril de 2020

El sector de la jardinería afronta en este 2020 su primavera más negra. Al sector le ha pillado la crisis del Covid-19 con sus almacenes repletos de género, por lo que al cese de la actividad se suman también importantes pérdidas por tratase de una producto de temporada.

“La situación es muy mala porque estamos parados al 100% y no podemos salir ni a la calle ni podemos vender en el vivero”, explica Paco López Alarcón, propietario del Vivero Las Gardenias de Albolote, al que como al resto del sector la crisis le ha pillado de lleno.

“Nos ha pillado empezando la primavera con numerosos encargos y llenos a tope de género y al cerrar de la noche a la mañana y no poder vender se nos ha quedado toda la planta colgada y mucha de ella habrá que tirarla porque la flor se pasa y se pierde la venta”. El empresario nos explica que de mediados de febrero a finales de mayo es cuando los viveros hacen el 70% de su negocio anual, “así que calculo que un 60 o 70% de esa venta se ha perdido porque los meses de verano son malos”. “A la empresa a la que no le haya pillado saneada creo que se quedará por el camino”. “Por suerte nosotros estamos saneados y creo que podremos aguantar un tiempo sin necesidad de echar mano a los bancos”, resume.

Aún así su empresa, como tantas otras en esta crisis, se ha visto abocada a presentar un ERTE que afecta a la totalidad de su plantilla asalariada. “Somos siete, cinco empleados y dos autónomos, y hemos tenido que presentar un ERTE para la plantilla y nos estamos planteando cesar también la actividad de los autónomos porque el problema no es que hayan bajado las ventas es que directamente no hay ventas”, explica. A pesar de no tener ingresos, Paco y su mujer Pili tienen que trabajar a diario en el vivero para continuar con las labores de mantenimiento y riego y también de vigilancia del negocio, que abarca una superficie de 10.000 metros cuadrados en el término municipal de Albolote en el camino de Atarfe. .

 

Tejiendo mascarillas solidarias

Muchas vecinas, como la de la foto, han montado el taller de costura en casa
Muchas vecinas, como la de la foto, han montado el taller de costura en casa

Una veintena de mujeres participa en esta iniciativa organizada por la Asociación ACCA

3 de abril de 2020

La crisis del Coronavirus ha despertado un auténtico río de solidaridad al que el municipio de Albolote también está aportando sus pequeños afluentes. Uno de ellos lo protagoniza a diario una veintena de mujeres de la localidad, costureras y aficionadas a la costura, que organizadas por la Asociación Cultural Ciudadanos por Albolote (ACCA) lleva ya bastante días confeccionando mascarillas y más recientemente epis y batas para el personal sanitario. Una labor de hormiguita con la que este colectivo también quiere aportar su granito de arena para salir cuanto antes de esta crisis.

“Al inicio de las crisis hablamos en el seno de las asociación la idea de poner en marcha alguna iniciativa para ayudar a la gente que lo necesitara y así es como surgió la idea de coser mascarillas”, ha indicado el presidente del colectivo, Juan de Dios Jiménez.

Fue dicho y hecho y desde entonces la iniciativa ha ido creciendo y cada vez más personas, principalmente mujeres, se han ido sumando a ella. “Ahora mismo tenemos un grupo de unas 20 mujeres de diferentes edades a las que les hacemos llegar a casa el material, mucho del cual nos donan algunas empresas y otro lo paga la propia asociación”, explica Josefina Sánchez, Secretaria de ACCA y encargada del grupo de Whatsapp a través del cual se organiza toda la logística de este pequeño batallón de costureras solidarias. “Algunas son costureras pero otras no, lo único que hace falta es tener máquina de coser”, explica Josefina Sánchez, quien hace hincapié en que se trata de un grupo muy heterogéneo movido con el único propósito de colaborar y echar una mano. “Tenemos mujeres mayores que están solas en casa y que esta actividad les sirve de distracción en estos momentos de confinamiento y también tenemos mamás que compaginan la costura con labor del cuidar de la familia”. “Ha sido una alegría ver la fantástica respuesta de la gente y muy gratificante porque todas nos sentimos que valemos para algo en estos momentos en los que no podemos salir de casa”. El grupo de Whatsapp lo han titulado “Juntos lo conseguiremos”, lo que da idea de la ilusión y propósito con el que el grupo está trabajando.

 

“Ahora más que nunca es cuando hay que estar al pie del cañón”

Emilio José junto a la cabeza tractora de su trailer no pierde el ánimo a pesar de las adversidades
Emilio José junto a la cabeza tractora de su trailer no pierde el ánimo a pesar de las adversidades

​Emilio José Villegas nos relata a través de  Facebook su periplo en el transporte internacional

3 de abril de 2020

Emilio José Villegas es un joven camionero residente en Albolote desde que se casó "hace ya cinco años con una alboloteña" y está dedicado al transporte internacional. A través de Facebook nos relata que con esto del coronavirus ser español empieza a ser un inconveniente. “En según qué sitios te encuentras con gente más simpática y en otros menos”. “En Alemania nunca han sido muy simpáticos y ahora con esto que tenemos menos, aunque en otros países como Holanda, Bélgica y Francia son más amables y te dan facilidades”, explica.

Su ruta, que parte de Granada, es siempre la misma, Alemania, Bélgica y Holanda. “Los retornos a España están complicados porque solo hay cabotajes, por lo que cargas en el norte de Francia con dirección al sur de Francia o directamente te bajas de vacio al norte de España para cargar género para el centro o sur del país”.
Según nos cuenta, “la cosa va bien, hay mucho menos tráfico de turismos, lo que te facilita un relajado viaje, aunque en ocasiones ves la carretera muy vacía y te da un poco de respeto porque si pasa algo no tienes quien te pueda ayudar”.

Explica que son tiempos difíciles, “porque a uno le gustaría estar en casa con la familia y no estar expuesto, pero la verdad es que ahora más que nunca es cuando hay que estar al pie del cañón y ayudar en todo lo posible al país para que no falten alimentos, materiales sanitarios y demás cosas que son imprescindibles en estos tiempos”. Se encuentra con “la moral por las nubes”, y explica que no está muy contento con las gestiones del Gobierno en esta crisis “porque deberían facilitarnos mascarillas, guantes y alcohol, ya que en las farmacias o no hay o están los precios por las nubes”.

Desea que esto acabe cuanto antes y añora poder volver a la normalidad “para poder asearse como dios manda, poder sentarse en una mesa a comer como dios manda, poder salir a pasear y dejar a un lado el trabajo, porque los que hacemos internacional nos tiramos 6 u 8 días en dos metros cuadrados y si a eso le sumas que no puedes salir, pues hazte una idea”, relata

A pesar de las dificultades explica que lo lleva “lo mejor que puede” y añade “que te da alegría cuando ves que la gente se acuerda de nosotros en estos tiempos de crisis”, concluye.  

¡Desde aquí le mandamos un saludo y le deseamos ánimo y buen viaje!

Cuéntanos tu historia: escríbenos a nuestro perfil de Facebook o al mail info@alboloteinformacion.com

 

 

“No somos héroes, este es nuestro trabajo y tenemos que hacerlo”

Selfie que Pepe nos ha mandado esta misma mañana tras una de sus paradas, de fondo la cabeza tractora de su trailer
Selfie que Pepe nos ha mandado esta misma mañana tras una de sus paradas, de fondo la cabeza tractora de su trailer

Hablamos con Pepe Martínez camionero alboloteño en ruta por España

1 de abril de 2020

Pepe Martínez, alboloteño de 55 años, es uno de los miles de camioneros que estos días siguen con su actividad en ruta. Acumula ya 34 años al volante y en el momento en el que recibe nuestra llamada al manos libres de su camión está a punto de entrar a Zaragoza bajo un intenso aguacero.  

Trabaja para una empresa de logística con sede en el norte de España y la gran mayoría de las cargas y descargas que realiza son de material relacionado con la industria de la alimentación. El suyo es uno de esos trabajos esenciales que permiten seguir abasteciendo nuestras tiendas y supermercados en la actual situación de crisis.  

Está tranquilo y según nos comenta “sigue al ritmo de siempre”. “Hay bastante menos tráfico de coches por la carretera, pero camiones hay a punta pala, aunque prefiero la vida que había antes en la carretera porque eso sería señal de que todo va bien”. Nos cuenta que la primera semana del  confinamiento fue la peor para los camioneros por el cierre de todas las áreas de servicio. “Ahora ya hay algunos sitios que han abierto sus servicios para que podamos asearnos, e incluso, a través de ventanillas nos ofrecen productos de alimentación y así nos vamos apañando”. “Ahora estamos más organizados y nos comunicamos entre nosotros para saber qué sitios están abiertos, aunque en mi caso yo nunca he sido de restaurantes y en el camión llevo todo lo necesario para seguir adelante y uso las áreas de servicio solo para asearme”.

 

El IES Aricel presume de biblioteca

Representación del grupo de profesorado y alumnado colaborador de la biblioteca del IES Aricel .
Representación del grupo de profesorado y alumnado colaborador de la biblioteca del IES Aricel .

Su segundo premio en la convocatoria #MinutodeLibro confirma la importante labor de este contenedor cultural

19 de marzo de 2018

La Biblioteca Jose Redondo del IES Aricel está de enhorabuena. Recientemente, ha sido galardonada con el segundo premio de la convocatoria regional #MinutodeLibro, por un vídeo con lecturas en voz alta de fragmentos de poemas de las mujeres olvidadas de la Generación del 27, 'Las Sinsombrero', protagonizado por una profesora y varias alumnas. Con anterioridad, en 2016, recibió otro reconocimiento por su labor de animación a la lectura.

Se trata, sin duda, de dos reconocimientos que son el botón de muestra de la magnífica labor cotidiana que se realiza en este contenedor cultural por el que a diario pasan cientos de estudiantes de Enseñanza Secundaria. “Con la labor de todos hemos conseguido que la biblioteca se convierta en el corazoncito del IES en el que ocurren muchas cosas diferentes a diario”, reconoce Yolanda Peña, profesora responsable de la biblioteca. El balance es como para sentirse orgullosos.

Sorprende la intensa actividad cultural y literaria de este espacio, por el que han pasado ya infinidad de autores y artistas, muchos de ellos de renombre nacional, que sería casi interminable enumerar, la más reciente, Ángeles Mora, Premio Nacional de Poesía. Otro de los momentos de máximo esplendor coincide con su tradicional feria del libro en el primer trimestre del curso.

También sobresale la originalidad de la multitud de iniciativas y proyectos literarios que alberga, como su concurso de microrrelatos, las lecturas en voz alta una vez al mes o la celebración de desayunos literarios con la implicación de alumnado y sus familias alrededor de una lectura recomendada. Experiencias todas ellas que despiertan grandes emociones y proyectan la afición por la lectura.

Incluso, está presente en otros espacios más allá de sus propios muros. Un buen ejemplo de ello es la visita que cada último martes de mes un grupo de escolares realiza al Centro de Día Catedi donde comparten sus lecturas con los mayores. “Es un intercambio generacional que funciona muy bien y les permite ver mejor el mundo,” reconoce la profesora de Lengua, Susana Díaz.

Lugar de encuentro

La Biblioteca Jose Redondo ocupa un espacio diáfano y amplio. Más de 100 metros cuadrados dedicados a la lectura, el estudio y la investigación donde se acumulan más de 12.000 títulos impresos y otros materiales y recursos a disposición de la comunidad educativa del centro. En los pocos huecos que dejan las estanterías penden las imágenes de destacados artistas, literatos y profesores, entre ellos el desaparecido, Jose Redondo, que da nombre al espacio, en el que las figuras de goma eva de don Quijote y Sancho, y Matilda, el entrañable personaje de la obra homónima de Roald Dahl, dan la bienvenida a los usuarios y contribuyen a hacer el espacio más acogedor. El mayor ajetreo se produce durante el recreo, hora punta para el préstamo y devolución de ejemplares o repasar los apuntes antes de un examen.

En la gestión de la biblioteca participa un grupo importante de profesorado, capitaneado por la profesora Yolanda Peña, al que se suma otro grupo de casi 50 alumnos colaboradores, una cifra que ha crecido de manera importante este curso. “Me gusta pasar el rato aquí e implicarme y poder hacer recomendaciones literarias a mis compañeros”, reconoce Carmen López, alumna colaboradora de 1º de Bachillerato. “Venimos un recreo al mes y nos dedicamos a catalogar libros y a préstamos y devolución de ejemplares”, explica Hugo Cortacero, alumno colaborador de 3º de ESO. “Participar en los desayunos literarios junto con las familias ha sido una de las mejores experiencias que he vivido en la biblioteca”, relata Lucia Mediana, colaboradora de 1º de Bachillerato

Ubicua y conectada

Internet y las redes sociales son otros escenarios donde la Biblioteca Jose Redondo se desenvuelve con agilidad y desde los que potencia su carácter ubicuo y su proyección exterior, adaptándose así a los nuevos tiempos. Para ello dispone de blog propio y perfiles en Facebook y Twitter desde los que desarrolla una importante labor. Según defiende su responsable, “son canales que enriquecen y retroalimentan la afición por la lectura y que sirven de estímulo a nuestros estudiantes”. “Ya tenemos alumnos que son booktubers y hacen sus propios booktrailers”, explica Peña, quien destaca que todos estos formatos “han ayudado, sin lugar a dudas, a que los jóvenes lean más que nunca”.

Felicitación municipal

El Ayuntamiento de Albolote también se ha sumado a las felicitaciones que la biblioteca ha recibido por su reciente segundo premio #MinutodeLibro. La alcaldesa, Conchi Ramírez, entregó a director del IES Aricel, Antonio Luis Ortega, una placa como reconocimiento institucional por dicho galardón, en un acto que tuvo lugar recientemente en el salón municipal de plenos.  

 
19 resultados encontrados.    Más resultados: << 1 | 2 | 3 | 4 | >>
 
©Albolote Información | Teléfono 958 466 501 | Email: info@alboloteinformacion.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR