"Lo más duro es ver cómo mueren sin tener cerca a sus familias"

Entrevista a Mamen Rivera, una alboloteña que trabaja como enfermera en el antiguo Hospital Clínico con pacientes de Covid-19

Ester Leal  |  19 de abril de 2020
Mamen Rivera en el antiguo hospital San Cecilio
Mamen Rivera en el antiguo hospital San Cecilio

Mamen Rivera Calderay es enfermera, alboloteña, de 26 años. De pequeña estudió en el colegio Tínar. Ser enfermera no era su primera opción pero ahora se alegra de haber seguido ese camino. Desde el pasado 27 de marzo trabaja en el antiguo hospital Clínico en la segunda planta, destinada a atender a los pacientes de Covid 19.

- ¿Qué pensaste cuando te ofrecieron este contrato para trabajar directamente con personas infectadas con el coronavirus?

Me alegré. Más que miedo sentí que quería ayudar y quizás de una forma inconsciente pensé que ese era y es mi deber. Me contrataron en principio por un mes y se ha prorrogado hasta el 30 de junio. El destino era la segunda planta del antiguo hospital Clínico que estaba siendo acondicionado para poder albergar a los enfermos de Covid-19. Entramos a trabajar unos cien profesionales sanitarios entre supervisores, enfermeros y celadores.

- ¿Cómo fueron los primeros días?

Todos los que íbamos a trabajar allí teníamos que comenzar nuestra labor en un espacio reacondicionado rápidamente donde no había ni farmacia, ni UCI, ni cocina, dependíamos en todo del PTS. El primer día fue como ir a la guerra, no había mascarillas, nos faltaba medicación, muchos de los compañeros nunca se habían puesto unos epis de este tipo y no sabíamos cómo hacer frente a una situación tan difícil. Fuimos solucionando los problemas y ese primer día ya salí con la sensación de haber hecho mi trabajo. Los siguientes días ya se fue adoptando un protocolo con la llegada de fármacos todas las tardes a las siete del PTS. Hay que tener en cuenta que los pacientes necesitan muchos medicamentos no sólo para paliar los efectos del Covid-19, sino también para hacer frente a otras enfermedades y dolencias.

- ¿En qué situación se encuentran los pacientes que llegan al antiguo hospital clínico?

Ahora mismo, entre las dos alas de la segunda planta tenemos unos cincuenta enfermos de coronavirus con edades muy avanzadas que llevan aparejado un historial médico con diversas patologías. Son muy dependientes, necesitan ayuda para casi todo, a veces hasta para beber agua, muchos proceden de residencias. No tenemos pacientes jóvenes, son abuelos. Han venido muchos mayores muy malicos, a los que dábamos una sedación y esperábamos; en otros casos nuestra esperanza es que vayan levantándose de la cama para poder estar en un sillón. Es muy triste porque nos ven vestidos con los epis y para ellos es una sensación muy fría. Cuando les tocamos es con dobles guantes y produce una gran tristeza saber que muchos morirán sin sentir ningún contacto piel con piel ni la cercanía de sus familiares.

-¿Cómo hacéis para precisamente que se sientan cerca de los suyos?

A los que están mejor, responden y no tienen problemas cognitivos, les ayudamos a hacer videoconferencias con su familia, a hablar por teléfono y les preguntamos si necesitan algo de casa. Algunos llevan tres semanas aquí, es mucho tiempo. En cuanto a la familia, les informan cada día de cómo están los enfermos, si han comido, se han sentado, como evolucionan, y si les traen algo de casa lo dejan en admisión en el hospital y nosotros se lo subimos a planta. No pueden ver a sus enfermos, no pueden ver a su padre o a su madre, ni siquiera desde la puerta.

 

Mamen Rivera junto a sus compaeras
Mamen Rivera junto a sus compañeras

¿Cuál es el protocolo para dar a un enfermo de alta?

Se les hace un test tomando muestras de la boca y la nariz y si da negativo vuelven a sus casas o residencias donde tienen que permanecer 14 en cuarentena. En dos casos no han vuelto a su residencia porque no tienen espacio allí ni medios para llevar a cabo dicho aislamiento.

-¿Qué piensas de los casos de contagio en hospitales y entre sanitarios? ¿Os sentís seguros en el trabajo?

Lo que pienso es que no tenemos los equipos de prevención del contagio adecuados. Estamos utilizando mascarillas de quirófano que no son las adecuadas y pasamos muchas horas en contacto con los enfermos. El material de protección es además insuficiente. En estos días nos están haciendo test, mediante análisis de sangre, para saber si somos positivos asintomáticos, si hemos generado inmunidad o si no nos hemos contagiado.

-¿ Afecta esta situación a vuestra vida familiar o privada?

Claro que afecta. Tenemos que tener mucha prevención. En mi caso tengo un circuito de sucio antes de llegar a casa. Me han dejado un piso vacío donde llego con la ropa del hospital, me ducho, limpio los zapatos con lejía, desinfecto, me pongo ropa limpia y así vuelvo a casa.

-¿Sientes que la población está siendo solidaria con los profesionales de la sanidad?

Sí. Me siento muy respaldada. No sólo con los aplausos o la consideración de la sociedad hacia nuestro trabajo. También con actos concretos, ayudas imprescindibles. Es el caso del material de protección que nos está dando la Asociación Ciudadanos por Albolote que nos ha suministrado ya gorros y mascarillas o la aportación de Ana Donaire que nos ha hecho 60 pantallas con impresoras 3D. La gente se está volcando, Si no fuera por esta ayuda ya nos habríamos contagiado del Covid-19.

-¿Crees que la gente es consciente de la gravedad de esta situación?

Creo que los ciudadanos hasta ahora han respetado el confinamiento pero veo cierta relajación entre la población y debemos seguir alerta para que no haya repuntes y seguir evitando desplazamientos innecesarios. Al principio cuando venía a trabajar no veía a casi nadie por la calle y ahora veo muchos coches y mucha más gente en las colas de supermercados u otros establecimientos. Me da un poco de miedo lo que pueda pasar en los próximos meses, ya que va a haber repuntes hasta que no haya una vacuna.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas
07/06/2022 | Ester Leal

El candidato de Vox, por la lista de Granada al parlamento andaluz desgrana su programa electoral

21/04/2022 | Javier Palma

El director deportivo del FC Cubillas confía que el equipo siga luchando por jugar la Copa Andalucía