Todo listo para la quinta edición de la Carrera Nocturna Solidaria

Aún se puede formalizar la inscripción, en la Casa de la Cultura, aportando varios kilos de alimentos no perecederos

Javier Milena  |  16 de diciembre de 2016
Cartel anunciador de la carrera.
Cartel anunciador de la carrera.

El sábado 17 de diciembre Albolote vivirá la quinta edición de la Carrera Nocturna Solidaria, que ya se ha convertido en todo un clásico lúdico-deportivo previo a las fiestas importantes de Navidad.

Unas 700 personas ya han formalizado su inscripción en la prueba y se espera que en las próximas horas ésta se incremente hasta aproximarse a los 900 ó 1.000 participantes, una cifra similar a la de ediciones anteriores.

Según informan desde la organización, durante el viernes 16 de diciembre en horario de mañana y tarde y durante la mañana del sábado 17 –día de la carrera- se pueden formalizar nuevas inscripciones en la Casa de la Cultura.

Para inscribirse solo es necesario hacer una aportación solidaria de alimentos no perecederos o algún juguete.  Dicho material será gestionado por Cruz Roja para donarlo a familias con menos recursos.

Como en ediciones anteriores la salida y meta de la carrera estará instalada en la plaza del Ayuntamiento. La salida para las categorías inferiores será a partir de las 18 horas en distintos turnos y recorridos en función de la edad, mientras que el pistoletazo de salida para las categorías superiores será a las 20:00 horas.

El recorrido cambia un poco el trazado de los años anteriores, aunque sigue siendo un circuito urbano de unos tres kilómetros, que se puede hacer corriendo o a pie. Lo importante es participar. También se puede participar disfrazado, en grupo o solo. La organización ha previsto premios para los mejores disfraces y también sorteará numerosos regalos entre los participantes, donados por las firmas colaboradoras.

Noticias relacionadas
03/06/2022 | Javier Palma

El veterano atleta del Club Atletismo Albolote sumó su segunda medalla esta temporada

25/05/2022 | Javier Palma

Un almuerzo en el complejo de Los Pinos de El Chaparral puso el colofón a la efeméride