El Camino Real de San Juan de la Cruz se hace grande

Más de 200 peregrinos participaron en la inauguración de la segunda etapa entre El Chaparral y Deifontes.

Javier Milena  |  8 de abril de 2022
Peregrinos que participaron en la ruta y un momento del recorrido por zonas naturales.
Peregrinos que participaron en la ruta y un momento del recorrido por zonas naturales.

Albolote y Deifontes, pueblos vecinos unidos desde tiempos ancestrales por el agua del canal que viene del Nacimiento, suman a partir de ahora un nuevo nexo de unión: el Camino Real de San Juan de la Cruz. El sábado dos de abril se produjo la inauguración formal de la segunda etapa de este nuevo camino jacobeo, entre El Chaparral y Deifontes, que impulsa la Asociación Granada Jacobea.

El encuentro registró una magnífica participación, con más de 200 peregrinos congregados para hacer el camino. La foto de todo el grupo a los pies de la iglesia de San Isidro Labrador de El Chaparral queda ya para el recuerdo y como testimonio de un momento histórico. “No es fácil ver a tantos peregrinos en la inauguración de un camino y por eso estamos muy contentos”. “Podemos decir que el espíritu del peregrino ha vuelto a renacer en Granada”, explicaba el presidente de Granada Jacobea, Paco Sánchez, quien recordó en sus palabras al padre Hermenegildo de la Campa, “verdadero impulsor de esta ruta, que ya a finales del siglo pasado acostumbraba a hacerla con sus alumnos y que es más antigua incluso que el Camino Mozárabe”.

En síntesis, esta ruta sigue los pasos de la caravanas reales de la edad media y de los viajes que San Juan de la Cruz realizada entre Granada y Úbeda y la meseta castellana en sus continuas visitas a los conventos de carmelitas descalzos.

Igualmente contentos por el resultado de la puesta de largo de esta segunda etapa se han mostrado los representantes políticos de ambos municipios. “La primera etapa entre Granada y El Chaparral se inauguró en julio de 2020 en plena pandemia y ahora con la vuelta a la normalidad presentamos esta segunda con una masiva participación de peregrinos, que supone todo un espaldarazo a este camino, que seguirá trayendo nuevos peregrinos a nuestro municipio”, explicó el concejal de Turismo de Albolote, Juanma Ocaña. El Ayuntamiento de Deifontes también se ha volcado con el Camino Real de San Juan de la Cruz, y en palabras de su alcalde, Francisco Abril, “es una buena ocasión para seguir potenciando el turismo y dar a conocer ambos municipios”. “Llevamos dos años de lucha con el tema de la pandemia y creo que esto puede ser un empuje para los municipios”.

Para la puesta de largo de esta segunda etapa, la organización presentó un pequeño programa de actividades, que comenzó a primera hora de la mañana con la concentración de peregrinos en la Plaza de las Flores donde se entregaron y sellaron las credenciales del peregrino, personalizadas con el nombre de cada uno de los participantes. Tras unas breves palabras de bienvenida, la gran foto de grupo y la bendición del párroco de El Chaparral, arrancó la caminata, propiamente dicha. La larga fila de peregrinos recorrió varas calles del casco urbano del anejo alboloteño para cruzar después la carretera de Calicasas en dirección a Deifontes, pasando por el entorno paisajístico del embalse del Cubillas, la estación de Calicasas y la cañada de los Prados. Durante los primeros kilómetros la larga fila de peregrinos estuvo escoltada por efectivos de Policía Local y Protección Civil. En total, 13 kilómetros de caminata en un soleado y espléndido día de primavera, que contribuyó a disfrutar y realzar más la jornada.

A la llegada a la plaza de la iglesia de Deifontes, nuevamente, concentración de peregrinos, sellado de credenciales y bendición del párroco deinfontero e inauguración de la una placa conmemorativa del camino y colocación de la cinta en el bordón conmemorativo del ruta. La actividad concluyó en el espléndido paraje del Nacimiento donde se ofreció a los peregrinos una paella popular y se leyeron unos versos escritos por San Juan de la Cruz en la posada de Deifontes donde acostumbraba a parar en sus viajes. De aquella vieja posada se conserva una de la fachadas en la que una placa recuerda ese acontecimiento histórico.

La satisfacción y las ganas de camino entre los peregrinos fue generalizada y en muchos de ellos se ha despertado el entusiasmo por seguir sumando nuevos sellos a su credencial. Próximamente, se programará la tercera etapa, entre Deifontes y Píñar, y se volverá a programar la primera, entre Granada y El Chaparral, para que los peregrinos sigan sellando su credencial y completando su peregrinación.

Balance de los talleres culturales y presentación de los nuevos
Cultura presenta la programación cultural de julio
Albolote al Da