Albolote Información
Facebook Twitter Youtube Google Instagram
 
 

Llega la Olla de San Antón

Arriba, Aitor Pozuelo, de Casa Aitor, y Juan Ramírez y el cocinero Gerardo, del Bichitos. Abajo, Carlos López, del Loraida, y José Jiménez, de la Brocheta.
Arriba, Aitor Pozuelo, de Casa Aitor, y Juan Ramírez y el cocinero Gerardo, del Bichitos. Abajo, Carlos López, del Loraida, y José Jiménez, de la Brocheta.

Numerosos restaurantes de Albolote mantienen viva la tradición a pesar de la crisis

14 de enero de 2021

El domingo 17 de enero se celebra San Antón y con él llega su popular olla. Un guiso de legumbres con las partes menos vistosas del cerdo como la careta, el rabo, el espinazo y las patas como elemento principal y que está muy arraigado en nuestras costumbres populares.

Este año no habrá reuniones sociales debido al Covid, pero aún así, numerosos restaurantes de la localidad han apostado por mantener viva la tradición y ya están elaborando sus peroles con este rico y calórico plato de cara al fin de semana.

En este reportaje recorremos  algunos bares y restaurantes de la localidad para conocer cómo preparan la popular Olla de San Antón. Para comprobarlo nos hemos metido ‘literalmente’ en la cocina de varios de ellos donde pillamos a sus cocineros con las manos en la masa. Cada uno tiene su particularidad y todos ellos ofrecen en su carta la olla durante este fin de semana. Otros se sumarán a ella a partir de la semana que viene.

Bar Bichitos

Nuestras primera parada, nunca mejor dicho, es el  Bar Parada ‘Bichitos’ -junto a la parada del metro- uno de los buques insignia de la restauración alboloteña que ya cumple 41 años abierto al público. Pillamos a su propietario, Juan Ramírez, junto a su hija y al cocinero Gerardo con las manos en la masa ‘descogotando’ las habas después de haberlas tenido en agua al menos 24 horas. “Desde que tengo uso de razón mi madre siempre hacía la olla y es una costumbre que heredé de ella”. “Llevamos 41 años con el bar abierto y la olla nunca falta en nuestro menú cuando llegan estas fechas”, explica. Se puede afirmar que la olla al igual que el afamado bacalao con tomate del establecimiento son dos de los platos que Juan heredó de su madre, aunque la olla la elabora exclusivamente en estas fechas. A partir del viernes 14 de enero y durante todo el fin de semana el restaurante lo tiene disponible tanto para tomar en el local como para llevar. “Aquí todo lo que cocinamos también se puede llevar a casa”, apunta Juan. El precio es de 12 euros y en su caso sirven la olla y la pringá en un mismo “plato grande”. Como dato curioso podemos añadir que a su receta no le ponen judías y sí patatas.

 

Enluciendo Albolut

Ana Ramírez está llevando a cabo una mimosa reconstrucción del mobiliario interior de los pequeños edificios de Albolut
Ana Ramírez está llevando a cabo una mimosa reconstrucción del mobiliario interior de los pequeños edificios de Albolut

El parque infantil de tráfico recibe un pequeño lavado de cara aprovechando el parón de visitas por el Covid

17 de noviembre de 2020

El Parque Infantil de Tráfico Albolut está próximo a cumplir los 30 años y la edad no pasa en balde. En los últimos meses esta joya en miniatura de Albolote está recibiendo pequeños arreglos de mantenimiento y reparaciones para evitar un mayor deterioro de algunos de sus edificios y también se están realizando mejoras en el interior de los mismos. Ana Ramírez, técnica del área de Juventud, se está encargando de la puesta al día de estas pequeñas mejoras, aprovechando que en estos últimos meses, debido a la crisis del Covid, se han suspendido las visitas de escolares al recinto. “Al principio el objetivo era limpiar las casas por dentro porque hacía mucho tiempo que esa tarea estaba pendiente, pero al durar tanto tiempo el confinamiento la iniciativa ha ido más allá”, explica Ramírez. Ella misma ha sido la encargada de realizar un diagnóstico de su estado y de los arreglos más perentorios. “Los he agrupado por áreas y en aquellos en los que yo no he podido actuar he hecho un parte para que intervengan otros servicios municipales”, explica. De esta manera, se han hecho partes en materia de jardinería, de fontanería y en otros como carpintería para el arreglo de puertas, ventanas y cristales, mientra que ella se está encargando de la limpieza, la pintura, y la dotación de nuevo mobiliario para el interior de las casitas.

 

La primera cerveza made in Albolote

Luis Fernando muestra los tres tipos de cerveza artesana que a día de hoy salen de la fábrica de Albolote.
Luis Fernando muestra los tres tipos de cerveza artesana que a día de hoy salen de la fábrica de Albolote.

Granada Beer Company fabrica y distribuye desde Albolote tres variedades de cerveza artesana

27 de octubre de 2020

En una de las naves del vivero de empresas del Centro Andaluz de Emprendimiento (CADE) de Albolote, justo en la esquina de la avenida Jacobo Camarero con la calle Albuñol, se encuentra Granada Beer Company donde se fabrica la primera cerveza comercial artesana de Albolote y una de las pocas del área metropolitana de Granada a fecha de hoy.

Luis Fernando Castañeda, natural de Peligros, es el socio mayoritario de esta primera y modesta fábrica cervecera alboloteña y un apasionado de la cerveza. “Me gusta más hacerla que beberla”. “Ver cómo partiendo de un buen agua y lúpulo haces cerveza es un proceso espectacular”. “Es un mundo más complejo incluso que el vino”, explica.

Esa pasión le arrastró hace varios a años a dejar su empleo de broker de bolsa para montar, primero su propio local de cerveza artesana en Granada, El Fermentador, y más recientemente, su propia fábrica, Granada Beer Company. Por el camino también ha llevado a cabo un ambicioso plan de formación en este amplio mundillo de matices y aromas.

La empresa echó a rodar en 2019 y a pesar de la actual situación de crisis lucha por sobrevivir y dar a conocer su productos. Fernando, junto con otros dos socios, Samuel y José Luis, forjaron la idea de montarla tras conocerse en un curso de fabricación de cerveza en la Universidad de Alicante. Dicho y hecho y así fue como solicitaron un espacio al CADE de la Junta de Andalucía y así fue como acabaron montando la fábrica en una de las naves que este organismo tiene en Albolote. La cesión del espacio ha sido una de las pocas ayudas que han recibido hasta el momento en su aventura empresarial.

 

Inaugurada la primera etapa del Camino Real de San Juan de la Cruz

El grupo de peregrinos pasa junto la estatua del santo San Juan de la Cruz en la Avenida de la Constitución de Granada
El grupo de peregrinos pasa junto la estatua del santo San Juan de la Cruz en la Avenida de la Constitución de Granada

El 26 de julio un grupo de peregrinos abrió formalmente esta otra ruta del Camino de Santiago  

7 de agosto de 2020

El domingo 26 de julio quedó formalmente inaugurada la primera etapa del Camino Real de San Juan de la Cruz entre Granada-Albolote-El Chaparral. Se trata de una nueva ruta del Camino de Santiago siguiendo los pasos del santo por el centro de la península hasta llegar a Toledo donde convergen los caminos del Levante. Esta ruta es una iniciativa de la Asociación Granada Jacobea y cuenta con el apoyo de la concejalía de Turismo de Albolote, que persigue así potenciar este tipo de iniciativas como ya hace con el Camino Mozárabe a su paso por el municipio para poner en valor este tipo de actividad turística.

Esta primera etapa contó con una discreta participación de peregrinos, apenas media docena, quizá por las duras condiciones climáticas de la jornada por las altas temperaturas. Partió a las 8:00 de la mañana desde la Plaza de San Juan de la Cruz en la granadina calle de San Matías para finalizar al filo del mediodía bajo el 'cruceiro' de granito de la parroquia de El Chaparral, donde los peregrinos participaron en la misa dominical oficiada por el párraco Juan Enrique Guerra

Los concejales Juanma Ocaña y Manuel Montalvo realizaron todo el recorrido acompañando a los peregrinos guiados por el presidente de la asociación Granada Jacobea, Paco Sánchez. Para esta edición el Ayuntamiento editó una credencial especial que los peregrinos sellaron en los tres puntos de la ruta, Granada, Albolote y El Chaparral. 

 

Cáritas de El Chaparral atiende a 40 familias en riesgo de exclusión

Grupo de voluntarios prepara los productos perecederos que entregan a las familias una vez por semana.
Grupo de voluntarios prepara los productos perecederos que entregan a las familias una vez por semana.

La entrega de alimentos una vez por semana es una de las actividades principales del colectivo

3 de agosto de 2020

El grupo de voluntarios de Cáritas de la parroquia de El Chaparral mantiene una intensa actividad para atender a familias con menos recursos. Durante el confinamiento y las fases de desescalada el grupo ha redoblado sus esfuerzos para no dejar a nadie atrás. Su labor en estos tiempos difíciles es otro granito de arena más que sumar a los numerosos gestos solidarios de esta crisis.

Este grupo está integrado por una docena de voluntarios y realiza dos labores fundamentales dentro de la estructura de Cáritas.  "Tenemos un plan de acogida a través del cual escuchamos a las personas que nos llegan pidiendo ayuda y las derivamos a los distintos servicios dentro de la estructura de Cáritas Diocesana o los propios Servicios Sociales, y por otro lado tenemos un servicio de atención de las necesidades más básicas con la entrega de alimentos”, explica Eva Vela, directora del grupo.

Este último, el de la entrega de alimentos, es uno de los servicios a los que este grupo parroquial destina más recursos y de su organización se encarga Ana Morón, una mujer de gran corazón, que irradia solidaridad por los cuatros costados. “Eso va en la educación de cada uno, mi madre ayudaba a todo el mundo y nos ha enseñado así y yo no sé decir no a nadie, para mí no es ningún trabajo y mi gente está acostumbrada a ello”, explica mientras prepara los lotes de productos para entregarlos a las familias. Esta tarea la realiza todos los miércoles con la ayuda de varios voluntarios del grupo, entre los que también están sus propios hijos. Lo hacen en un bajo que les ha cedido Margarita, otra de las voluntarias del colectivo, y cada miércoles acuden al Banco de Alimentos a recoger productos que luego se encargan de clasificar y entregar.

Este grupo parroquial de Cáritas de El Chaparral atiende a unas 40 familias de Albolote y Calicasas, una cifra que se ha incrementó durante los momentos fuertes de la pandemia, aunque, por fortuna, con el inicio de la nueva normalidad ha vuelto también a disminuir. “Durante el confinamiento nos ha venido gente muy distinta a la que teníamos anteriormente, gente que se había quedado en paro y no tenía ingresos y se han visto en la necesidad de recurrir a los Servicios Sociales”, explica. En las semanas más complicadas del confinamiento, la propia Ana con su furgoneta se encargó de atender a esas familias en riesgo. “Me movía con el permiso de la Policía Local”, aclara. Calcula que en los momentos más graves de la crisis tuvieron que atender a media docena más de familias en apuros. 

Muchos de los casos que les llegan lo hacen derivados por los Servicios Sociales, y otros les llegan por oídas. “Nosotros los acogemos, los escuchamos y les abrimos una ficha para hacerles entrega de alimentos y hacerles un seguimiento”, explica Eva Vela.

 
18 resultados encontrados.    Más resultados: 1 | 2 | 3 | 4 | >>
 
©Albolote Información | Teléfono 958 466 501 | Email: info@alboloteinformacion.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR