Imprimir esta noticia
Sociedad

El párroco de Albolote se despide tras 22 años de labor pastoral

El Ayuntamiento reconoce la dedicación de Javier Huete al frente de la parroquia de la Encarnación

10 de septiembre de 2021
La corporación reconoce la labor del párroco de Albolote, Javier Huete
La corporación reconoce la labor del párroco de Albolote, Javier Huete

Javier Huete llegó a Albolote en el año 1998. Desde entonces ha oficiado más de 3.000 bautizos, ha celebrado bodas, comuniones, ha desarrollado su labor pastoral y ha reconfortado a los familiares y amigos en momentos muy difíciles como los vividos en la pandemia. Una época que “ha sido especialmente difícil,- recuerda Huete visiblemente emocionado-, ya que en las defunciones se han vivido momentos muy tristes en los que sólo les he podido transmitir a los familiares cariño y afecto porque despedían a un ser querido en esa situación de desamparo, muy solos, porque no podía haber mucha gente, tan sólo grupos muy reducidos. Era un dolor, un sufrimiento, un desgarro”. También ha recordado los momentos muy bonitos, “he dejado en la parroquia un volumen donde se recogen más de 3.000 bautizos que he oficiado hasta el año 2020 a los que hay que sumar unos 20 más de este año.

Para el párroco de Albolote “es más que evidente el cambio social que se ha producido en estos 22 años. Cuando llegué a la parroquia oficiaba muchas bodas y ahora, por diversas razones, no hay tantas. La sociedad ha cambiado en todos los órdenes”. Javier Huete se va de Albololte agradecido, “y ese es el mensaje que quiero transmitir a los alboloteños, mi agradecimiento por la colaboración que han tenido conmigo en el aspecto pastoral, religioso y económico al mantener la parroquia, y también les pido que recen al Señor”.

En un acto celebrado en la parroquia, el alcalde, Salustiano Ureña, acompañado de los portavoces de la corporación municipal del PP, Ciudadanos, PSOE y Vox, ha entregado al sacerdote una placa en recuerdo y reconocimiento del trabajo realizado en Albolote en estos 22 años. Ureña agradeció el compromiso del párroco con Albolote, “esto no es más que un gesto para transmitirle el reconocimiento de esta corporación y las anteriores y de muchos ciudadanos que se han dirigido a nosotros para que le hiciéramos llegar el cariño de los alboloteños, y su gratitud por su labor a nivel de iglesia y también a nivel social”. El alcalde destacó “esa labor callada que hay detrás en el día a día y que tiene mucho que ver en que todo haya evolucionado”.

Este sábado a las 20:00 de la tarde, Javier Huete, oficiará su última misa como párroco de Albolote.