Imprimir esta noticia
Grupos municipales

Ciudadanos critica la situación de la biblioteca municipal

A pesar de aprobarse una moción para mejorar el servicio, diez meses más tarde no se ha materializado dicha mejora

Leal Esther | 9 de octubre de 2018
Carmen Calderay y Manuel Montalvo en rueda de prensa
Carmen Calderay y Manuel Montalvo en rueda de prensa

En el pleno del pasado mes de diciembre, por unanimidad se aprobó una moción presentada por Ciudadanos para mejorar sustancialmente el servicio que prestan las bibliotecas municipales de Albolote y El Chaparral. En la moción el equipo de gobierno se comprometió a incrementar el personal, ampliar el horario en época de exámenes, cambiar y modernizar el mobiliario y mejorar la conexión con internet, entre otras medidas. Diez meses más tarde, según asegura Ciudadanos, no se ha hecho nada. Para la concejala de C’s, Carmen Calderay , “hay falta coordinación, empeño o simplemente no hay intención de hacer esa mejora que es necesaria ya que la biblioteca es del año 1991 y hay una necesidad urgente de modernizar sus instalaciones”. Para el portavoz, Manuel Montalvo, “es una gran frustración ver como se aprueban por unanimidad en el Pleno mociones que luego no se materializan, además de no contar con la oposición para ir viendo las posibles soluciones”.

Menos plazas públicas

En rueda de prensa, Ciudadanos ha criticado la decisión de la alcaldesa, Concepción Ramírez, de reducir el número de plazas en las guarderías municipales, ya que a su juicio, pese a verse obligada por ley a no mantener el número de monitoras, podía haber hecho una concesión para que una empresa gestionara la guardería y evitar así la reducción de plazas. Montalvo recordó que en diciembre del pasado año, la alcaldesa comunicó a la Junta de Andalucía que redujera en 90 las plazas para la guardería municipal ya que ocho de las trabajadoras no podían volver a ser contratadas, una situación que venía provocada por la legislación actual que afecta a la administración local. “En aquel momento la alcaldesa podía optar por reducir plazas o por hacer una concesión y que durante unos años la guardería fuese gestionada por una empresa privada hasta que cambiase la ley pero que en ningún caso se perdiesen plazas concertadas con la Junta de Andalucía, pero no se optó por esta opción y la consecuencia ha sido un varapalo para la educación pública”, añadió Montalvo.