Albolote Información
Facebook Twitter Youtube Google Instagram
 
 

Vivir viajando, el sueño hecho realidad de Antonio G. Romero

Este joven alboloteño se ha convertido en un nómada digital de éxito y acumula más de dos años dando la vuelta al mundo trabajando online

Javier Milena | 4 de diciembre de 2018
Antonio G a su paso por Meteora, Grecia, uno de los más de 60 países que ya ha visitado.
Antonio G a su paso por Meteora, Grecia, uno de los más de 60 países que ya ha visitado.

Vivir viajando, una combinación al alcance de muy pocos y, sin duda, el gran sueño de muchos, es ya una realidad para el joven alboloteño Antonio G. Romero,  que lleva ya casi tres años dando la vuelta al mundo mientras trabaja. Con apenas 30 años este joven arquitecto se ha convertido en un referente del ‘nomadismo digital’ y ha hecho realidad su sueño.

En 2014 decidió que lo suyo no era trabajar en una oficina ni tener un horario acomodado, ni menos aún llevar una vida convencional, así que decidió romper con todo y darle un giro radical a su vida. Solo tenía una cosa clara, quería viajar. Así que decidió formarse como bloguero para convertirse en nómada digital y vivir viajando. En 2015 creó ‘Inteligencia Viajera’, un blog a través del cual vende sus servicios e infoproductos y recorre el planeta haciendo aquello que más le gusta, viajar.  Afirma estar cumpliendo el sueño de su vida, que es feliz y que ha logrado darle la vuelta a la jornada laboral convencional, trabaja dos días a la semana y dedica los cinco restantes a disfrutar de sus viajes. Ya ha recorrido 60 países y antes de final de 2018 completará su primera vuelta al mundo tras un periplo ininterrumpido de casi tres años viajando. El suyo puede ser un ejemplo para muchos jóvenes que huyen de la rutina convencional y que no saben qué hacer con su vida profesional. Esta es su historia

- ¿En qué momento de tu vida se te pasa por la cabeza romper con todo y decides vivir viajando y por qué?

- Antes de terminar la universidad ya había comenzado con los primeros viajes: Unas semanas en Nueva York haciendo un curso de urbanismo, unos días en Estambul estudiando la aquitectura otomana o un par de semanas recorriendo el norte de Europa con un Interrail. Sin embargo, un año de erasmus en Gdansk (Polonia) lo cambió todo. Allí aprendí inglés y un mundo nuevo se abrió ante mí: Comencé a conocer a personas que vivían viajando. Continué con viajes intermitentes (Brasil, Italia, Argentina, Bolivia…) hasta que en 2014, finalmente, me gradué como arquitecto.

Justo ahí, me convertí en un arquitecto que no quería ser arquitecto. Como a tantos jóvenes (y no tan jóvenes hoy día) la frase “No sé qué hacer con mi vida” se repetía en mi mente una y otra vez.

En esta crisis de identidad profesional, tomé los 300 euros que tenía ahorrados y me fui a viajar haciendo autostop durante un mes y medio por los Balcanes. En ese viaje me pasó de todo, y a la vuelta tomé la decisión: Mi vida tenía que ir vinculada al viaje, soñaba con todas mis fuerzas dar la vuelta al mundo y visitar todos los países del planeta.

Sin embargo, llevar a cabo esta locura me parecía una auténtica utopía. Necesitaba diseñar una estrategia que me permitiera trabajar desde cualquier lugar del mundo para viajar sin fecha de regreso. Una forma de generar ingresos que me permitiera viajar y cumplir mi sueño a la vez, pero, además, sentirme realizado y feliz. Quería dedicarme a algo que me apasionara.

Por eso, a finales de 2014 decidí invertir todo mi tiempo y dinero en formación no reglada sobre negocios online y en 2015 alcancé mi primer objetivo: lanzar Inteligencia Viajera y comenzar a ganarme la vida gracias al nuevo paradigma laboral. A día de hoy, ya he recorrido 61 países de 5 continentes diferentes.

Antonio G. Romero trabajando en el TOP3 hoteles de Asia en Camboya

- ¿Qué es inteligencia viajera?

- Inteligencia Viajera es una comunidad de soñadores, donde le cuento al mundo que otra forma de ver y vivir la vida es posible. No tenemos que estar atados a la silla de una oficina por obligación. Podemos elegir, viajar más allá de los 22 días de vacaciones, tener horarios 100% flexibles, cumplir nuestros sueños, disfrutar de la libertad geográfica, etc.

Inteligencia Viajera nació como un blog para ayudar a todas aquellas personas que necesitan un cambio en sus vidas. Hoy es algo mucho más grande, un espacio para aprender sobre Travel Hacking, crecer en inteligencia emocional, para crear tu propio negocio remoto, generar ingresos online, en definitiva, para convertirte en nómada digital.

- Tu blog de viajes arroja cifras de éxito abrumador ¿Ha sido todo tan fácil como parece? ¿Cuál es el secreto del éxito?

- Diseñar una vida a tu medida no es fácil, vivir de un blog tampoco, pero hoy día es mucho más sencillo que cuando yo comencé en 2014. De hecho, en la END certificamos a cientos de alumnos cada año que consiguen vivir de sus proyectos.

Las cifras de éxito son el fruto de años de formación y muchísima dedicación (horas y horas frente a la pantalla) pero, sobre todo, es el fruto de la constancia y de la creencia de que todos podemos conseguir lo que nos propongamos diseñando el plan adecuado. Ese es el secreto del éxito: Pasión, dedicación y la formación adecuada.

No hay que olvidar que la gran mayoría de personas sueñan con cosas muy grandes, sin embargo, no están dispuestas a pagar el precio (en tiempo, en dinero y en esfuerzo) que se necesita para conseguirlas.

En mi camino he tenido que renunciar a muchas cosas, y por supuesto, he cometido mil errores, por eso ahora mi propósito vital es dotar a los alumnos dentro de mi escuela de las herramientas necesarias para que ellos sean libres y lo tengan mucho más fácil que yo.

Nuestro objetivo profesional (el de mi equipo y yo) es que en menos de 10 años hayamos transformado a 1.000 personas convirtiéndolas en 1.000 nómadas digitales libres.

- Además del blog, has creado tu propia escuela, 'Escuela Nómada Digital' (END). ¿Qué enseñas en ella, cuál es tu mensaje?

- En la END he diseñado una hoja de ruta para que cualquier persona sea capaz de reinventarse y convertirse en nómada digital para generar ingresos online, mientras trabaja desde cualquier parte del mundo.

Es una formación integral en la que mezclamos seis secciones de desarrollo personal y profesional: 1. Autoconomiento. 2. Empleos emergentes. 3. Implementación del trabajo online (tradicional o emergente): Negocios online, freelancing o trabajador en remoto por cuenta ajena. 4. Inteligencia emocional. 5. Educación financiera y 6. Travel Hacking. Y esto no quiere decir que un nómada digital tenga que vivir viajando constantemente como yo. Tengo alumnos que se han convertido en nómadas para tener una mejor conciliación familiar, pasar más tiempo con sus hijos o con su mareja o, incluso, mudarse al campo para disfrutar de una vida más tranquila gracias a trabajar en su casa. La cuestión es conseguir esa libertad geográfica y de horarios que un trabajo tradicional de oficina no te aporta.

-Has tenido oportunidad de investigar acerca de los trabajos emergentes. ¿Por dónde van los tiros en este terreno? ¿Cuál es el futuro?

-Como te dije, hoy día no se puede negar que estamos en otra Era, la Era Digital, La Industria 4.0 o la Era del Talentismo o del Conocimiento.

La tecnología lo ha cambiado absolutamente todo. En un contexto laboral ha pillado a muchos despistados, millones de personas han perdido su trabajo y no ha sido a causa de una crisis económica que es lo que día tras día nos hacen ver en la televisión.

No hay crisis, hay un cambio de Era en el que 700 profesiones serán reemplazadas por máquinas en 20 años. Según estudios de la Universidad de Oxford se perderán 1.600 millones de trabajos.

Frente a este “drama” tenemos una realidad maravillosa: El 35% de la población activa de EEUU ya desarrolla su profesión o parte de la misma por Internet. El 66% de estos profesionales independientes ganaron más que el año anterior y en 2035 seremos más de 8.500 millones de seres humanos. De los cuales mil millones serán nómadas digitales. Por eso tenemos que reinventarnos ahora, antes de que sea demasiado tarde, para volver a encajar en la Era en la que estamos.

En la Escuela Nómada Digital estudiamos dichos empleos emergentes que son aquellos que, antes de 2008 ni si quieran existían. Todos ellos hoy en día presentan unas tasas de demanda mucho mayores a la oferta de profesionales capacitados, por eso mismo, no solo es fácil conseguir trabajar online en estos sectores, sino que, además, los salarios están muy por encima de la media del resto de empleos tradicionales.

He tenido alumnos que han lanzado su propio negocio online sobre diseño web, programación o desarrollo de aplicaciones móviles pero lo mejor de todo es que también he tenido alumnos de sectores como la artesanía, las terapias alternativas o la farmacia, cosas que en principio crees imposibles de compaginar con el mundo digital, pero no es así.

La buena noticia es que cualquiera puede reinventarse desde un punto de vista online, sólo tenemos que encontrar la fórmula correcta y la estrategia precisa.

-A tenor de tu experiencia, ¿qué mensaje y consejos enviarías a los jóvenes de hoy?

-Si al leer estas líneas sientes que hay una espinita clavada dentro que te dice: “Me falta algo en la vida, necesito un cambio porque no soy 100% feliz”, comienza a estudiar tu contexto vital.

Hay que entender que Internet vino para quedarse y ha cambiado las reglas del juego.

Ante un cambio de hora solo tienes dos opciones, tanto para los jóvenes como para los mayores (tenemos en la escuela a personas de hasta 70 años buscando la reinvención profesional): Uno, entender y aprovechar el nuevo paradigma, ya que vivimos en la mejor época de la historia y algunos ni podrían llegar a imaginar las posibilidades que tenemos hoy día. Y dos, no hacer nada, ni buscar respuestas y así seguir frustrado con una vida mediocre.

El mejor consejo que puedo dar es que vayan a la web, cliquen en “Empieza tu cambio de vida”, dejen el nombre y el email y en cuanto llegue el pdf en la bandeja de entrada del correo electrónico, que lean y estudien el informe gratuito que ofrecemos.

Ya se lo han descargado más de 20.000 personas y muchos de ellos nos escriben diciendo que realmente ha cambiado su vida al entender muchas cosas.

El segundo consejo es que dejen de ver la televisión.

Antonio G. Romero en un momento de la conferencia en Madrid Tribucamp

-En tu caso concreto, ¿piensas a medio o largo plazo, o vas día a día?

-Los seres humanos somos duales y yo no soy una excepción. En mis viajes intento planificar poco, ser flexible y disfrutar del día a día, del aquí y del ahora. De hecho, casi siempre que nos movemos de un país a otro compramos los vuelos de una semana a otra.

Sin embargo, si hablamos de mi empresa, mi negocio online, sí que planificamos a largo plazo. Tener una estrategia mensual, trimestral y anual (e incluso a 3, 5 ó 10 años) es fundamental si no quieres convertirte en un esclavo de tu propio emprendimiento.

Eso no significa que, aunque sepamos todo lo que vamos a hacer, no modifiquemos acciones concretas, al contrario.

Tristemente, en esta nueva era de los milenials, entre los cuales me incluyo, se nos ha inculcado a vivir en el cortoplacismo. Esto es súper contraproducente porque magnificamos lo que podemos conseguir a un año vista, pero menospreciamos lo que podemos conseguir en 3, 5 ó 10 años.

- ¿Eres feliz?

-La felicidad no es un estado permanente. Esta es otra de las mentiras que nos han vendido.

No estamos aquí para ser felices, sino para aprender. De hecho, los mayores aprendizajes de cualquier persona se dan en los momentos más difíciles de su vida.

En mi caso, intento crear los mayores instantes de felicidad que pueda cada día. Y me enfoco en mantener esa sensación el máximo tiempo posible. De veras me pongo a ello con todas mis fuerzas, pero también pongo un gran ímpetu por aprender de cada error, cada mal momento o cada caída.

- ¿Para cuándo la vuelta a casa?

- La intención es estar más de 1.000 días viajando y trabajando online al mismo tiempo. Después de ese sueño de los 1.000 días dando la vuelta al mundo, regresaremos para pensar en la segunda vuelta al mundo.

-Y después ¿qué?

-Todo aquel que haya viajado por un largo período de tiempo sabe que la vuelta es difusa. Realmente no puedes afirmar lo que va a pasar porque seguramente tengas sensaciones enfrentadas.

En nuestro caso seguiremos buscando crear nuestra propia vida ideal. Ya hemos visto que no es estar cambiando todos los meses de país, y todas las semanas de ciudad.

Por eso vamos a seguir probando. Nuestro siguiente experimento será tener un campo base durante una parte del año y viajar el resto del mismo. Al tener 100% flexibilidad temporal, económica y física seguiremos experimentando.

- ¿Qué significa la G. de Antonio G. de tu nombre?

-La G es la inicial de mi segundo nombre, en honor a mi abuelo materno. Solo suelo desvelarlo a altas horas de la noche en algunos de los eventos presenciales o “quedadas” que organizamos desde el blog o la escuela (risas).

 
 
 
©Albolote Información | Teléfono 958 466 501 | Email: info@alboloteinformacion.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR