Albolote Información
Facebook Twitter Youtube Google Instagram
 
 

Juan Vinuesa, un actor comprometido

El artista alboloteño representó en su tierra la obra "Herederos del ocaso"

Esther Leal | 12 de marzo de 2018
El actor alboloteño, Juan VInuesa.
El actor alboloteño, Juan VInuesa.

El actor alboloteño es un apasionado del teatro. De su oficio destaca la versatilidad, la capacidad de ponerte en la piel del otro, la crítica y la reflexión. Aunque de pequeño quería ser futbolista, finalmente se enamoró del teatro. Estudió en Madrid periodismo y arte dramático donde vive desde hace 17 años, pero no pierde la oportunidad de volver a su pueblo siempre que puede, como actor y como vecino. Sus paisanos le han arropado desde el principio. El pasado 11 de marzo volvió a llenar el teatro de la casa de la cultura pese al mal tiempo. En esta ocasión se trataba del estreno en Granada de la obra “Herederos del ocaso”.

-Empecemos por el título, poético y evocador. ¿Qué significa “Herederos del ocaso”?

A nosotros nos gusta pensar en los títulos como en el texto y en la creación de personajes, tiene la misma importancia que cualquier escena, tiene que ver con un juego de palabras ambiguo, poético, en el cual hay gente que va heredando un problema, un fin, un apocalipsis, una corrupción, y el ocaso de una sociedad.

-Herederos del Ocaso es parte de la trilogía “Crónicas Ibéricas” que intenta definir cómo somos los españoles, muy negativa la imagen, ¿no?

No bueno, es una idea del comportamiento y lo que hacemos es reírnos de nosotros mismos, la reflexión en la comedia, la identidad ibérica. A España se la conoce por muchas lacras, la corrupción es una de ellas, pero estamos enamorados del  carácter español, se trata de una reflexión desde la risa, desde la comedia.

-Se estrena en la provincia de Granada en Albolote, pero lleváis ya año y medio  representándola. ¿Cuál es la respuesta del público?

En los ensayos, cuando tratábamos la temática a desarrollar, la corrupción, la discapacidad y el suceso concreto del equipo paralímpico en el que solo dos personas tenían realmente discapacidad, nos aparecía la autocensura. Pensábamos ¿se entenderá la crítica?, cómo algunas instituciones tratan a las personas con discapacidad, con cierto paternalismo, cierta condescendencia que no hace bien a estas personas sino que las aleja, me pongo la medalla de que soy muy compasivo pero voy alejando de la sociedad a estas personas. Cuando aparece la manera de contarlo, con una representación, con analogía de escenas, aparecen las dudas, ¿se entenderá?, llevamos año y medio y hemos visto que la respuesta del público, crítica y personas con discapacidad ha sido buena.

-¿Hacéis un teatro crítico?

Hablamos del compromiso. Si tu intención es contar algo en lo que no crees firmemente no va a haber comunicación con el público. Si haces algo debes estar comprometido con ello.  

-¿Cómo ves el panorama actual del teatro y cómo te sientes tras hacerte un hueco en este mundo tan complicado?

Yo lo que celebro es que me puedo dedicar en lo que más me gusta, lo demás son idas y venidas, a veces trabajas en una institución nacional que te da un buen sueldo, otras veces auto produces tú, y la ganancia es a largo plazo o no llega, pero celebro que puedo trabajar con dignidad. El amor al arte no paga la factura y yo he conseguido vivir de mi trabajo. Celebro poder contar  historias en las que creo, superar un reto, encarnar distintos personajes y que eso suponga una remuneración a fin de mes. Está claro que el teatro no tiene un gran foco mediático pero yo celebro poder levantarme cada día y que mi preocupación tenga que ver con una vocación artística.

-¿Es importante acercar el teatro a los niños y niñas en los colegios?

Yo siempre lo digo, doy clases de interpretación y digo a mis alumnos que a mí no me interesa las cosas generales y vacías, es bueno el teatro, ¿pero por qué?. Vamos a contarles a los niños y niñas y al profesorado  porqué es importante. Los personajes que  hacemos no piensan como nosotros, a veces tengo que interpretar a un personaje de ideología de izquierdas o de derechas,  tengo que interpretar a esos personajes y ponerme en su piel, en su cabeza, saber por qué actúan así aunque no esté de acuerdo con ellos. Cuándo analizas el texto para construir el personaje reflexionas y eso te amplia los márgenes ideológicos, aunque no compartas su pensamiento te ayuda a respetarlo. El teatro te enseña a respetar.  

 

El argumento

El director Chiqui Carabante explicó en Radio Albolote parte del argumento. “Nos hemos preguntado qué es ser español, en la primera entrega hablamos de tradiciones cuestionables como las de lanzar una cabra desde un campanario y en este caso hablamos de una picaresca, un deportista que ganó el oro paralímpico y tuvo que devolverlo porque no era discapacitado. Se trata esta temática en clave de comedia”. Carabante asegura que “el público se queda helado porque por una parte ve una comedia en la que todo parece ficción, y en un momento sacamos la noticia y la gente se queda helada, porque no se cree que eso pueda ser real. De hecho de los diez escándalos mundiales éste, el español, es el quinto más importante”.

 
 
 
©Albolote Información | Teléfono 958 466 501 | Email: info@alboloteinformacion.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR